Previous Next

Ya tenemos el nuevo suelo

Gracias a Dios que suscitó generosidad en los bolsillos de los feligreses, ya podemos hacer uso del nuevo suelo de la parroquia.

El pasado 7 de septiembre tuvo lugar la misa de acción de gracias por el don recibido del nuevo suelo.

Tras varios años recapacitando sobre la necesidad de cambiar la vetusta y deteriorada moqueta que tan buenos servicios nos ha prestado, y habiendo pasado no pocos quebraderos de cabeza del Consejo Económico de la parroquia para buscar la financiación suficiente. El Señor hizo caso de nuestras oraciones y nos permitió cambiar el suelo de la parroquia para darle de una forma mejor mayor gloria a Él.

La voluntariedad, generosidad y buen hacer del constructor nos permitió afrontar la reforma más grande hasta ahora realiza en una parroquia en la que tan solo se han hecho tres obras de consideración: el columbario, el confesionario, y el cambio del suelo.

Sin olvidarnos de todos los voluntarios feligreses de la parroquia que han colaborado a la hora de mover los bancos, limpiar el suelo, etc.


Imprimir   Correo electrónico

Related Articles