Bienvenidos a esta, la casa del Señor, Su hogar y el suyo también, donde podrá encontrarse con Él en soledad o intimidad, y también con el apoyo y la ayuda del resto de la comunidad parroquial.

 

Los sacerdotes, el diácono, catequistas, los coros musicales, Cáritas, cofradías y demás pastorales estamos encantados de poder ofrecerles nuestra acogida, y darte la bienvenidad a una comunidad que se encuentra en constante camino hacia Dios.

Existen más de 29 versículos en La Biblia que nos hablan de la hospitalidad cristiana, desde el Antiguo Testamento en el Génesis (Gn 18,4) hasta el Nuevo Testamento en la Primera Carta de Pedro (1Pd 4,9); todos ellos dispuestos a recordarnos que siempre será acogido con afecto.

Venga a nuestra parroquia y consolide o inicie un camino de felicidad, paz y bien con Nuestro Señor Jesucristo, por Nuestro Señor Jesucristo y en Nuestro Señor Jesucristo; es decir, con el Amor, por el Amor, y en el Amor.