A principios de febrero acogeremos en nuestra parroquia la advocación mariana de Fátima.

 

La estatua provendrá de la parroquia del Santo Cristo y posteriormente pasará a la parroquia de la Sagrada Familia.

La Virgen de Fátima — formalmente Nuestra Señora del Rosario de Fátima — es una advocación con que se venera en el catolicismo a la Virgen María. En la misma línea que otras apariciones marianas, tuvo su origen en los testimonios de tres pastores, llamados Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, quienes afirmaron haber presenciado varias apariciones marianas en la Cova da Iria, Fátima, en Portugal, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

A partir de entonces, esta advocación mariana extendió su fama más allá de sus límites locales llegando a todo el mundo.