Martes, 03 Enero 2017 04:19

Te amo Dios mío por toda la eternidad

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Amor de Dios, sueño mío, 

¿cómo amarte con tu mismo amor? 

¿Cómo alabarte con tu mismo amor? 

¿Cómo adorarte?

 

Tú silencio y mi silencio, 

tu paz me da la paz, 

tu perdón es mi perdón, 

Tú en mí, Dios mío, y yo en Ti.

 

Siempre contigo, 

caminando por esta tierra hacia tu cielo, 

caminando, sembrando el amor que Tú me das, 

caminando, atravesando cañadas oscuras, 

pero siempre contigo.

 

Tú estás ahí, aunque no te vea, 

aunque no te sienta, 

aunque parezca que te has ido, 

siempre estás como luz que iluminas las tinieblas, 

en cada atardecer el sol se pone 

y en cada amanecer se levanta, 

eres Tú mi sol, mi día y mi noche.

 

¿Adónde iré lejos de Ti? 

Sin Ti me pierdo, 

contigo me encuentro, 

estás dentro y fuera de mí, 

en la cercanía y en la lejanía, siempre estás.

 

Te amo, Dios, y no sé qué hacer para amarte más, 

solo tu Espíritu puede ayudarme, 

derramarse para que lleno de ti pueda amar aún más.

 

Te amo, Dios mío, y no sé cómo amarte, 

te amo, Dios mío, y no sé cómo decirte que te amo, 

te amo, Dios, y quisiera amarte 

ahora y siempre por toda la eternidad. Amén.

 

Visto 904 veces Modificado por última vez en Martes, 03 Octubre 2017 09:14
P. Lázaro Albar Marín

Párroco y Vicario de la Bahía de Cádiz y la Janda en Sacerdote de Cádiz y Ceuta Ha estudiado en Bellas Artes en la Facultad de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, Bachillerato en Teología en el Palacio de San Telmo, doctorado en Teología Espiritual en el Teresianum de Roma.

Autor de decenas de libros y diverso material audiovisual.