La parroquia adorna su corona mistérica con una amplia representación de iconos.

La presencia de pintura icónicas rememora las primitivas pinturas bizantinas.